Se requiere la autorización del Ministerio para la terminación del contrato de trabajo si el trabajador presenta una enfermedad mental

La Corte Constitucional analizó si una empresa vulneró los derechos fundamentales de un trabajador por la terminación unilateral del contrato sin justa causa y con el pago de la indemnización sin la autorización del Ministerio del Trabajo, teniendo en cuenta que el trabajador presentaba “trastorno de ansiedad generalizada” y “trastorno delirante”.

En primer lugar, la Corporación recordó los presupuestos que se deben acreditar para establecer si un trabajador es sujeto de especial protección laboral, es decir:

(i) Que se establezca que el trabajador realmente se encuentra en una condición de salud que le impida o dificulte significativamente el normal y adecuado desempeño de sus actividades.
(ii) Que la condición de debilidad manifiesta sea conocida por el empleador en un momento previo al despido.
(iii) Que no exista una justificación suficiente para la desvinculación, de manera que sea claro que la misma tiene origen en una discriminación” (C.C. M.P. Cristina Pardo Schlesinger Sent. T-381, sep. 27/2023).

Frente al primer presupuesto, se indicaron ciertas reglas que no son taxativas pero giran en torno a: “[La] condición de salud que impide significativamente el normal desempeño laboral; afectación psicológica o psiquiátrica que impida significativamente el normal desempeño laboral, Inexistencia de una condición de salud que impida significativamente el normal desempeño laboral. (Ibid).

El segundo presupuesto se puede demostrar mediante citas o tratamientos médicos, incapacidades, recomendaciones médicas, notoriedad de la enfermedad, accidente de trabajo reciente.

Sobre el tercer presupuesto, la Corte expresó “se presume que el despido se dio a causa de la debilidad manifiesta del trabajador. Así las cosas, el empleador tiene la carga de la prueba en este escenario para demostrar que el despido obedeció a una justa causa y así desvirtuar dicha presunción.” (Ibid).

En el caso particular, se recordaron varias sentencias de tutela que reconocen el fuero de salud aplicable a enfermedades mentales relacionadas con “trastornos de ansiedad”.

Por lo anterior, resulta fundamental en las empresas determinar si las características de una relación laboral que presenta novedades por la salud del trabajador, se amerita un manejo especial para garantizar los derechos laborales y generar las medidas de protección a lugar.

Asesórese con nuestros expertos.

Contáctenos aquí